Parashá 1 – Bereshit

parasha_01_bereshit

Estudio Nº 113 Oct 2012 – 27 Tishrei 5773

Parashá – Bereshit – (En el principio)

TORA – Génesis 1:1 – 6:8

HAFTARA – Isaías 42:5 – 43:10

BRIT HADASHA – Revelación 22:6-21

————————-

La Creación del Mundo por Diez Proclamas – Los seis días de la creación – El Shabat – Como fue creado Adam Erev Shabat y colocado en el Gan Eden – La Creación de Java – La Tentación de Probar del Árbol del Conocimiento y el Pecado

 

RESUMEN DE LA PARASHA

 

Al principio, D-os creo el Universo en su totalidad, incluido el concepto de tiempo, de la nada. Esta Creación quedo completada en seis días y en el séptimo D-os descanso, en Shabat, en ese día que por siempre el Pueblo Judío guardara como el de renovación espiritual y descanso de las ocupaciones mundanas. En el sexto día fue creado el Hombre, corona de toda la Creación: Adam y Java, la pareja humana. Su morada era el Gan Edén o Paraíso. Di-s les dice que de todos los arboles pueden comer menos del Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal. La serpiente tienta a Java y ella come de la fruta prohibida dándosela a su vez de comer a Adam. Al absorber el pecado en su ser se vuelven incapaces de permanecer en el Paraíso espiritual del Edén y son desterrados. Mortalidad, trabajo duro (físico y espiritual) aparecen en la Tierra, así como el parto doloroso y la lucha eterna para enmendar la falta que cometieron Adam y Java. Caín y Hebel, hijos de Adam y Java, traen ofrendas a D-os. Hebel ofrece lo mejor de su ganado y D-os lo acepta, pero Caín, en cambio, ofrece lo más común de su cosecha, siendo su ofrenda rechazada. No pudiendo soportar su abatimiento, Caín mata a Hebel y D-os lo condena a errar por el mundo. Prosigue la Tora trazando la genealogía de los otros hijos de Adam y Java así como la de los descendientes de Caín hasta el nacimiento de Noaj (Noé). Después de la muerte de Set, tercer hijo de Adam y Java, la Humanidad se sumerge en el pecado y desciende a un nivel moral tan bajo que Di-s decide enviar el Diluvio. Solo Noaj y su familia sobrevivirán.

 

EL TESORO OCULTO

 

En los versículos que versan sobre la Creación del mundo, seis veces vemos escrito: “Y vio D-s que era bueno”. Al final de la creación se nos dice aún más: “Y D-s vio todo lo que había hecho y he aquí que era muy bueno”. La Torá pone el énfasis en la grandeza y la belleza del mundo. Por qué es esto necesario?

Rab Avigdor Miller Z´L, renombrado erudito de la Torá, explica que cuando uno no sabe lo que tiene, es considerado como pobre. Por ejemplo, imaginémonos una persona que vive en una casa durante treinta años. Un día recibe un llamado del antiguo propietario informándole sobre un tesoro oculto escondido debajo de la sala principal. Fue adquirido junto con la casa treinta años atrás y es legítimamente de él para conservarlo. Imaginemos la alegría que sintió el dueño de casa! Ahora es rico. Pero el tesoro siempre estuvo allí! Si hubiera cavado entonces lo hubiera tenido y disfrutado mucho antes! Podemos decir que este hombre que compró la casa se volvió millonario treinta años atrás?

La respuesta es obvia. Si uno ignora que tiene algo, es como si no lo tuviera. El hombre por lo tanto no es millonario sino a partir de este momento. El mundo en que vivimos esta tan lleno de creaciones maravillosas! Hashem nos recuerda cuan bueno es todo para que apreciemos lo que tenemos, y nos mostremos agradecidos a Él! Pensemos en todas las buenas y bellas cosas que poseemos, la naturaleza a nuestro alrededor, las hermosas creaciones Divinas a las que ni siquiera prestamos atención y agradezcamos a Hashem por todo.

(Basado en: Rab Shimon Feigenbaum © 1997, Torah From Dixie)

 

BERESHIT, EN EL PRINCIPIO

 

“En el principio creó D”s………………..”

En el primer versículo de la Torá, el nombre utilizado para nombrar a D”s es Elokim, que denota el atributo de justicia. Sin embargo en el versículo de 2:4, se usan ambos nombres Divinos, uno que indica misericordia, clemencia, y el otro que denota justicia, al describir la Creación.

Rashi explica que cuando D”s creó en un comienzo el universo, el atributo de estricta justicia era el predominante; mas cuando D”s vio que el universo no podría así mantenerse, fusionó la justicia con el atributo de misericordia a fin de que el universo tuviese un sustento. Una tremenda lección puede ser extraída de esta explicación, con la ayuda de D”s.

Un muy curioso fenómeno existe en la psicología del hombre. La persona está siempre tratando de buscar misericordia para sí mismo, pero en lo que respecta a un semejante que quizás lo ha perjudicado de alguna manera, siempre busca y demanda la estricta justicia. Sin embargo debemos aprender del Todopoderoso que la justicia, sin estar combinada con la misericordia, es peligrosa. Una combinación de justicia y piedad es lo que se requiere definitivamente para que el universo pueda existir y prosperar. Así es como D”s rige el mundo. ¿Por qué comportarnos nosotros en forma diferente? ¿No podríamos por lo menos permitir a nuestro semejante la oportunidad de resguardarse así como nos gustaría esa misma cortesía para con nosotros?

Los conflictos siempre van a existir en la vida; sin embargo debemos luchar para ser adecuadamente capaces de combinar la misericordia con nuestra demanda de justicia. El Talmud (en Baba Metziá 30b) formula una declaración sumamente seria y perturbadora: “Jerusalem fue sólo destruida porque la gente demandaba el cumplimiento estricto de la ley”. Es ésta una forma muy peligrosa de vivir ya que D”s mismo trató de evitarla al crear el Universo. No es un tema menor. ¡Tratemos de tener más consideración por nuestros semejantes y de juzgarlos con menos severidad!

(Fuentes: Bigdei Kehuna, Iehudah Katz- Shema Israel Torah Network)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>