Reflexiones sobre LA CELEBRACIÓN DE LA FIESTA DE PURÍM

purim

El próximo 12 de Marzo del año 2017, corresponde al 14 del mes de Adar 5777 del Anuario Hebreo. En esta fecha se celebra “La Fiesta de Purim”. El mandato de su celebración la encontramos en el Libro de Ester, capítulo 9:20-22.

Est 9:20  Y escribió Mardoqueo estas cosas, y envió cartas a todos los judíos que estaban en todas las provincias del rey Asuero, cercanos y distantes,

Est 9:21  ordenándoles que celebrasen el día decimocuarto del mes de Adar, y el decimoquinto del mismo, cada año,

Est 9:22  como días en que los judíos tuvieron reposo de sus enemigos, y el mes que de tristeza se les volvió en alegría, y de luto en día bueno; que los hiciesen días de banquete y de gozo, y de enviar porciones cada uno a su vecino, y dádivas a los pobres.

Esta celebración, también es conocida como “La Fiesta De Ester” y el “Festival De Echar Suertes”; precisamente “purim” es una palabra hebrea que significa “suertes”.

Es una fiesta que conmemora la posterior victoria de los acontecimientos registrados en el “Libro de Ester”. En esa fiesta se santifica la gran victoria que el Eterno concedió a Israel en la tierra de los caldeos, durante el reino de los medos y los persas.

Purim, aunque no es una fiesta mayor por no haber sido dada originariamente por medio de Moshé, reviste una importancia histórica muy grande pues revela la manera cómo el Eterno puede cambiar el curso de la historia cuando encuentra hombres y mujeres que se ponen en la brecha y buscan su rostro y oran y afligen sus almas como ordenó Esther y Mardoqueo en sus días.

El evento principal consiste en leer el Libro de Ester. Escrito en Persia hace 2300 años, la “Meguilá” (como es llamada comúnmente) cuenta cómo una serie de eventos aparentemente no relacionados se hilaron para salvar al pueblo judío de la aniquilación. El resumen de la historia es:

Cuando el rey Ajashverosh hace una enorme fiesta de seis meses y la reina se rehúsa a seguir sus órdenes, ella es reemplazada por una nueva reina – Ester, la judía. El tío de Ester, Mordejai, el líder de los judíos, revela un complot que algunos individuos planeaban para asesinar al rey – poniéndolo a él también en una posición favorable. Todo esto resulta útil cuando Hamán, el máximo consejero del rey, obtiene la aprobación de un decreto para destruir a todos los judíos.

Al final, a través de un complejo giro de eventos, Ester consigue que el decreto sea revertido, Hamán es colgado en la horca, y Mordejai se convierte en primer ministro.

El nombre Meguilat Ester (Rollo de Ester) realmente significa “revelando lo oculto”. A diferencia de todos los otros libros de la Biblia, en la Meguilát Ester no se menciona el nombre de Dios, ni siquiera una sola vez. La mano escondida de Dios es revelada a través del laberinto de eventos. No hay coincidencias.

La Meguilát Ester nos enseña que los desafíos de la vida son siempre para mejor, porque los obstáculos son realmente oportunidades para crecer. Todo proviene de la mano invisible de Dios que guía nuestro destino, en cada paso del camino.

 

Celebrando Purím Hoy en Día

Hay cinco mitzvot (mandamientos) específicas en la festividad de Purím:

  • Leer la Meguilá (Rollo o libro de Ester)
  • Hacer el ayuno
  • Celebración y Regocijo (la comida festiva de Purím)
  • Enviar comida a amigos (Mishloaj Manot)
  • Dar regalos a los pobres (Matanot La Evionim)

El Libro de Ester es leído en la noche de Purím, y de nuevo al día siguiente. Cada palabra debe ser escuchada claramente. Lo leemos en la congregación, porque mientras más público, más publicidad se le está haciendo al milagro de nuestra salvación.

En la mañana de Purím, vamos por todos lados visitando amigos y entregándoles deliciosas golosinas – Mishloaj Manot. Purím es el día en que nos acercamos a abrazar a nuestros compañeros hermanos en la fe – independiente de cualquier diferencia religiosa o social. Después de todo, Hamán no discriminó entre nosotros… por eso es particularmente bueno dar regalos a aquellos con los que puedes haber tenido una discusión, o a alguien nuevo en la comunidad que necesita un nuevo amigo.

En Purím, es también una mitzvá especial dar regalos o dinero a los pobres. El pueblo judío es una sola unidad – no podemos de ninguna manera disfrutar la festividad si personas pobres no tienen suficiente.

Entonces viene el gran final – ¡la comida festiva! Comemos hasta estar satisfechos y mimamos a nuestros cuerpos – porque es a los cuerpos judíos que Hamán buscaba destruir. Además, en este día se acostumbra tomar vino (responsablemente por supuesto) para alegrarse.

Nos abrimos a la realidad más profunda de nosotros mismos y de nuestro mundo. Todos nuestros actuales problemas e imperfecciones de la vida se mezclan con el bien, hasta que se convierten en una unificada expresión de la infinita perfección del Todopoderoso.

¡Realmente no hay otra festividad como Purím!

 

purim2El ayuno del 13 de Adar afila el alma hebrea y nos ayuda a fortalecernos para los desafíos futuros.

Cada año, el Ayuno de Ester se lleva a cabo en uno de los días previos a Purím. Usualmente es el día inmediatamente anterior a Purím, aunque hay excepciones (ver Ley #4 abajo).

¿Cuál es la fuente de este ayuno?

En la Meguilá (4:16), Ester accede a hablar con el rey sin ser invitada, pero antes, le pide al pueblo judío que ayune durante tres días.

¿Por qué ella pidió un ayuno? Porque el ayuno ayuda a bajar el volumen en nuestras búsquedas físicas para enfocarnos con más precisión en nuestra parte espiritual. Esto facilita el proceso de “teshuvá” (literalmente “retorno” o arrepentimiento). Nosotros retornamos a nuestro estado esencial de pureza. Ester pidió un ayuno porque sabía que a través de un análisis de conciencia los judíos lograrían la conexión espiritual necesaria para que su misión fuera exitosa (¡Y dio sus frutos!).

Este no es un ayuno de tristeza. Por el contrario, el propósito de este ayuno es la elevación y la inspiración.

El Ayuno Previo a la Guerra

Así mismo, hubo otro ayuno durante la historia de Purím: los judíos ayunaron y rezaron el 13 de Adar en preparación para su defensa en contra del decreto de Hamán. La Torá ordena que cuando un ejército judío va a la guerra, los soldados deben ayunar el día anterior. Esto contrasta con un ejército secular, que pasa el día anterior preparando provisiones y armamentos. La mejor arma de un judío es el reconocimiento de que la fuerza y la victoria vienen solamente a través de Dios (ver Éxodo 17:10). Además, el hecho de que estamos debilitados físicamente cuando la batalla comienza, nos asegura que ninguna victoria puede ser atribuida a nuestras proezas físicas.

Los mortales tienen límites, pero Dios puede conseguir lo imposible (Por ejemplo: la guerra de los seis días). Como Mark Twain escribió: “Todas las cosas son mortales, menos el judío; todas las fuerzas pasan, pero él permanece. ¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?”

Es en realidad el ayuno antes de la batalla que conmemoramos cada año antes de Purím. El hecho de reconocer que la fuerza y la victoria vienen solamente de Dios. De todos modos, en honor a la heroína de Purím, se le llama Taanit Ester, el ayuno de Ester.

 

¡ Hag Purim Sameaj !

¡FELIZ FIESTA DE PURIM!

Download (PDF, 56KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>